Ponte en mi lugar

¿Cuántas veces tratamos a los niños como adultos? Ellos necesitan su tiempo